Saltar al contenido
Para Piscina

Gresite para piscinas

El gresite, es también conocido como azulejos de cerámica vitrificada, es un producto indicado para decorar suelos y paredes, recomendado para su uso en zonas húmedas como las piscinas. Es un material que no pasa de moda y es seguro, fiable, duro y de ninguna manera tedioso de limpiar.

¿Por qué comprar gresite para piscinas?

El gresite de las piscinas se destaca en ser un material resistente, impermeable, clásico y acoplable en cualquier superficie. El fácil mantenimiento de este material lo hace inminente y definitorio material de elección.

  • No es poroso, lo que permite que esté en contacto permanente con el agua de la piscina.
  • Su adaptación sobre superficies curvas es muy buena debido a su reducido tamaño.
  • Resiste mejor los cambios de temperatura del agua de la piscina.
  • La gama de colores variados permite hacer un decoración más personalizada a las piscinas.
  • Es muy fáciles de limpiar.
  • Tienen una vida útil bastante duradera.

¿Qué gresite elegir según tus necesidades?

 Los gresite para piscinas están presentes en un formato determinado y el estilo de este material es totalmente decorativo, en forma de cuadrados muy pequeños y que buscan crear un efecto de mosaico en el tono del agua, para eso debemos pensar en el color a elegir. Podemos proporcionarte una serie de tonalidades que el gresite en la piscina transmita exclusividad, armonía y hermosura. La premisa casi siempre será crear ese efecto relajante en el agua, y pueda aportar un toque bonito y tranquilo.

  • Tonalidad blanca: es especialmente para las zonas muy soleadas donde se hace destacar los elementos del interior y el alrededor de la piscina. La tonalidad de este gresite son para piscinas y spas de hoteles. 
  • Tonalidad azul: se asocia generalmente con la tranquilidad y la relajación. Hay una gama de tonalidades que van desde el turquesa, celeste y azulón. Se recomiendan estos gresite para piscinas de hogares, hoteles y viviendas que buscan dar una sensación agradable de comodidad.
  • Tonalidad gris: estos tonos disimulan el polvo que se acumulan en los interiores de la piscina, incluso iguala el estilo océano. Es muy recomendable su uso para hoteles.
  • Tonalidad negra: es sin duda un color muy complejo a la hora de emplearlo en decoración; sin embargo tiene aspectos muy destacables. Con el tono de estos gresite en la piscina, lograrás un efecto espejo. Como consejo no se recomienda el uso de focos en su interior puesto que con este color puede dar una sensación muy antiestética. 
  • Tonalidad verde: siempre tratar de buscar esa sensación de piscina natural. La idea de utilizar vegetación alrededor es para que los gresite de la piscina logren un efecto más relajante. 
  • Tonalidad roja: logra conseguir un efecto impactante y añadir calidez dentro del entorno. Con este color lograrás que la transparencia del agua tome estilos en función a los cambios del cielo.

Los gresite en las piscinas son una obra de arte a la vista, además de ser realmente duraderas, lo que no es poca cosa.  Pueden resistir el paso del tiempo y sobrevivir sin problemas. Podemos estar tranquilos en nuestra decisión de usar estos azulejos de cerámica ya que el futuro nos mostrará que realmente valió la pena.

Comparativa de los top 5 mejores gresites baratos del 2020